Homenaje a D. Jaime Martín Ruiz_

Los rituales constituyen una forma adecuada de señalar los cambios y las etapas de transición y de proporcionarles un contorno, un espacio propio, en la memoria común. El cambio y el dinamismo son ejes fundamentales de la vida, por lo que celebrar los cambios es siempre una celebración de la vida que sigue y continúa, que se resiste a permanecer fija en un solo cuadro. Sin embargo, no cualquier cambio es objeto de un ritual, sino solamente aquellos que, por su importancia, producen vértigo y asombro; esas fronteras que, al cruzarlas, descubren nuevos paisajes y situaciones, otras oportunidades y otros retos.

Homenaje a D. Jaime Martín Ruiz

La jubilación de D. Jaime el pasado mes de junio fue, precisamente, para el Centro Educativo Punta Galea, un cambio en el sentido más exhaustivo y agudo de la palabra. Con más de tres décadas al frente del colegio, su huella e impronta tienen su eco en todo el equipo humano que conforma la institución, en el alumnado, en las familias y, en síntesis, en una forma de hacer las cosas que se distingue por una aspiración permanente a la sencillez, la humildad y la delicadeza. Aunque podía intuirse su marcha, anticiparse en vista de la edad, su definitiva confirmación nos ha dejado ciertamente perplejos y nostálgicos.

Tras haber anunciado su retirada a final del curso anterior con absoluta modestia y discreción y rechazando de plano cualquier tributo, por más que este le fuera merecido, un grupo de profesores, cohesionado en la idea de contradecir ese deseo de anonimato y firme en la convicción de que algunos ritos son casi un deber ético, organizó con paciencia, denuedo y una entusiasta dosis de alevosía y nocturnidad el homenaje que se le rindió a D. Jaime el pasado viernes 17 de septiembre.

Al mismo, nuestro ya ex director llegó totalmente engañado, convencido de que asistía, junto a su mujer, María José, a una tranquila y apacible cena de amigos. Lo que se encontró, desde lo alto de la escalinata de uno de los salones del restaurante Gaztelubide, fue a casi doscientas personas que, apenas atisbaron su figura, empezaron a batir palmas en un largo, cálido e intenso aplauso. Allí estaban sus hijos, su nieta y otros allegados, numerosas autoridades académicas e institucionales y, cómo no, la gran familia de Punta Galea en todos sus frentes.

Homenaje al director del Colegio Punta Galea

Pasado el momento de la sorpresa inicial, el apenas perceptible desconcierto, los abrazos y los saludos, dio comienzo el acto con una serie de discursos que destacaron por su concisión, equilibrio y excelente encaje en el conjunto del evento. Hubo palabras de D. Juan José Palacios y D. Rafael García, titulares del centro; de las profesoras Maite Bellido y Elena Luna, de la ex alumna Melania Martínez y de Ildefonso Gómez, en representación de las familias del colegio.

Discurso del nuevo diector D. Javier Fábregas

Javier Fábregas, nuestro nuevo director, tomó también la palabra en lo que fue uno de los instantes clave de la noche: el testigo y herencia que se recogen y la responsabilidad y el mando que se asumen. Cerró el acto Daniel Martín, hijo mayor de D. Jaime, que reveló algunas pinceladas sobre su faceta como padre, muy acordes con la persona trabajadora, concienzuda y amable que hemos conocido en nuestro discurrir profesional. Reyes Palacios, profesora, fue la encargada de poner texto y voz a una tierna y evocadora narración en diapositivas de la vida de nuestro homenajeado, en la que pudimos identificar su mirada –honesta, presciente y generosa– como uno de sus rasgos inconfundibles, así como su afición por el fútbol o la querencia por su tierra natal, el pueblo de Mirueña de los Infanzones, en Ávila.

Finalmente, el propio D. Jaime, pese a lo inesperado de la velada y la sucesión de momentos emotivos, se situó en el atril y expresó su gratitud con aplomo y elocuencia. Para entonces todos los asistentes habían podido brindar ya por él y el tintineo de las copas había llenado el salón de una melodía sucinta y evanescente.

A continuación, se celebró un cóctel en el jardín del restaurante, parcialmente aguado por una indecisa lluvia de tormenta, en el que D. Jaime, haciendo muestra una vez más de su temperamento eficaz, servicial y confraternizador, tuvo tiempo para todos aquellos que quisieron saludarle y mostrar su cariño; incluso hasta el punto de quedarse charlando con un pequeño grupo de profesores –Iñaki, Andrés, Chus, Raúl, Olga y el propio autor de estas líneas- en el césped mientras los goterones empujaban a todo el mundo a refugiarse en el porche del restaurante.

Homenaje a D. Jaime Martín Ruiz

Fue una noche formidable y conmovedora, mérito de quienes la articularon y patrimonio de quienes la vivimos. Decir adiós nunca es fácil: ni para los que se marchan ni para los que se quedan. Pero decir adiós es, después de todo, sentirse querido, pues todo adiós reconoce una carencia y una extrañeza, mediante las cuales el amor, el cariño y la admiración pueden seguir circulando libres, pletóricos, perennes.

José Luis Fernández Canteli
Departamento de Lengua ESO-Bachillerato

Galería de imágenes del evento

Logotipo CE Punta Galea

Colegio Punta Galea

Noticias, competiciones, celebraciones, premios… en el Colegio Punta Galea de Las Rozas queremos que te mantengas informado de todo lo que ocurre en el centro. En este blog publicamos todas las novedades de nuestra comunidad educativa. ¡No te lo pierdas!

Entradas recientes

Categorías